Eliminar el alboroto en clase cuesta a las arcas públicas 838 millones de euros al año. Curiosas las cuentas que ha sacado José Antonio Poveda, abogado de Escuelas Católicas, en una tribuna de MAGISTERIO.

Yo cambiaría un poco el orden de la tesis: 838 millones de euros del Gasto Público en Educación se malgasta en mantener el orden en clase.

Pero lo que de verdad se pierde, se despilfarra, se malgasta es el tiempo. Según el informe de la OCDE citado en el artículo, el 16% de la hora de clase. Lo otro, permítanme la ’boutade’, sólo es dinero.