Más dudas:

3- Hay un gráfico en que compara los resultados con las horas de uso de la televisión/consola/ordenador. El resultado es una curva, tanto en Primaria como en Secundaria, de tal forma que los peores resultados los sacan los alumnos que o no ven nada de la televisión o ven más de 5 horas, y los que ven entre 3 y 5 horas sacan un poco mejor resultado que los que sólo la ven una hora al día. En fin, o se rompen muchos tópicos sobre la nocividad de la “caja tonta” o es que el uso de estos electrodomésticos no afectan significativamente los resultados o se escapa alguna cuestión metodológica.

4- Sobre las gráficas que relacionan los resultados con el nivel educativo del padre/madre y con el nivel socioeconómico del alumnado. Resultados supuestamente obvios; a mayor nivel educativo de los progenitores o mayor nivel socioecómico, mejores resultados competenciales. Y esta es la madre del cordero que revela el fracaso de un sistema que se dice equitativo. La equidad sería que los resultados no dependieran de estas correlaciones, es decir, un sistema educativo que propiciara la igualdad de oportunidades independientemente del entorno socioeconómico y no llamar equidad a que en una media de 500 puntos, la mayoría de los alumnos se concentre en torno a esa media. Ya lo dice la OCDE, “dos terceras partes de los alumnos participantes en PISA obtienen entre 400 y 600 puntos)”.

Eso sí, a los centros sí que les servirá el dato para saber su posición dentro del sistema educativo andaluz.