Hoy miércoles, reiniciamos este blog. Ayer martes comenzó el curso en los colegios. El lunes, Antena3 estrenó la serie “90-60-90”.

Bienvenidos al nuevo curso.

Sé que les sonará extraño que en esta enumeración incluya el estreno de una serie de TV que, en síntesis, cuenta la historia de una adolescente aspirante a modelo de 16 años y la relación que inicia con un adulto de 41 años.

Así, que en una misma semana comienza un curso en el que Educación para la Ciudadanía también llegará a quinto de Primaria, en el que la Administración se va a gastar alrededor de 5.400 euros por alumno para su formación integral y académica tal y como apunta la LOE y en la que los profesores habrán preparado una estupenda programación con la que, entre otras cosas, pretenderán que los alumnos adquieran valores y espíritu crítico para convertirse en ciudadanos.

Y, al mismo tiempo, en una concesión pública como es la licencia para emitir de una televisión, unos programadores deciden que una noche a la semana irán en contra de lo que enseña la escuela por la mañana. Al fin y al cabo, como dice la Carta de San Pablo, “el amor todo lo puede”. Y tan ‘normal’ es la relación que plantea “90-60-90” que la actriz que protagonista la modelo de 16 años tiene en la realidad 24 años. No vaya a ser que nos pasemos de escándalo.

En fin, en el ámbito educativo ya se ha hablado mucho del papel de la TV en la creación de modelos de conducta en los jóvenes. Los docentes saben que el ‘enemigo’ es poderoso y llega con un gran armamento persuasivo. Y este año, se ha adelantado.

Así que, bienvenidos al nuevo curso… y ánimo.