La sección valenciana de la Plataforma Mejora tu Escuela Pública se presenta esta tarde a las siete y media en el complejo La Pechina de Valencia.
Ayer, la Unión de Cooperativas de Enseñanza valencianas (UCEV) presentó su primera declaración educativa Por una Escuela Inclusiva.
Mientras, la Tribuna de la Educación de Iniciativa Social ultima sendas presentaciones públicas en Alicante y Castellón.
Resulta un poco paradójico: en medio de un proceso de concentración de voces (la pública en la Plataforma, la concertada en la Tribuna), nacen nuevas entidades para un debate educativo más diverso.
Creo que este fenómeno –la concentración provoca la diversidad– puede deberse a dos circunstancias:
1) General: la sociedad es cada día más consciente de la importancia de los problemas educativos.
2) Particular: Desde el momento en que la Plataforma extrajo el debate sobre la Educación Valenciana de los foros de interlocución (Mesa Sectorial) para llevarlo a la calle, muchos han visto una oportunidad para participar en el debate. Es obvio: en esos foros de interlocución se está por representación y son los sindicatos los que lideran el debate educativo valenciano. En el momento en que pasa al espacio público, cualquiera (entiendanme, no es despectivo) puede crear su entidad y aportar su punto de vista. Un ejemplo tonto: Yo, Pablo, no puedo participar en las deliberaciones de la Mesa Sectorial, pero sí puedo escribir este blog. En la medida en que los miembros de la Mesa Sectorial traen el debate (por seguir con el ejemplo) a Internet, mis puntos de vista pueden ser tenidos en cuenta. Quiténme a mi y pongan a cualquier otra entidad, grupo de profesores, de afiliados políticos, de padres no candidatos a consejos escolares, etc y sustituyan Internet por el debate público y la opinión publicada. En las Mesas Sectoriales hay votos, en la prensa hay siglas.
También es verdad que, presumiblemente, cuantas más voces, más rico el debate.