El sindicato ANPE inicia una campaña “ara exigir que disminuya el número de tareas burocráticas que realizan los profesores. La campaña “MENOS BUROCRACIA, MÁS DOCENCIA” quiere llamar la atención sobre la cantidad de informes, planes y documentos meramente estadísticos e informativos que deben cumplimentar los docentes de todos los niveles educativos”.

ANPE ha presentado al Ministerio una propuesta para el Pacto de Estado por la Educación que dice literalmente:
“ANPE propone un compromiso para reducir al mínimo imprescindible la cantidad de tareas burocráticas que llevan a cabo los docentes, en beneficio de la dedicación específica a la docencia”.
Mi pregunta maliciosa es, teniendo en cuenta que no dice nada de la jornada laboral y por tanto entendemos que seguirá en las mismas horas, si ANPE propone reducir horas de despacho para aumentar las horas lectivas.
No creo que vayan por aquí los del ANPE, pero tal y como publicó Magisterio en enero, un informe sobre la Educación sueca señalaba que “en promedio, los profesores (suecos) están en el aula con los alumnos un 30 por ciento de su tiempo y utilizan otro 10 por ciento para las tutorías individuales. El resto del tiempo se aprovecha para la preparación de las clases, reuniones y “otras actividades””.
Ciertamente, ANPE y los autores suecos coinciden en el análisis de la situación: no se aprovechan adecuadamente los recursos docentes.