María Cuéllar, delegada de Magisterio en la Región de Murcia, analiza las elecciones sindicales docentes del 2 de diciembre en esta autonomía:

La Región de Murcia no es una excepción y a pocos días de que se celebren las elecciones sindicales en el sector de la enseñanza pública, una duda asalta a las siete organizaciones sindicales (ANPE, CCOO, UGT, Sterm, SIDI, Csi-Csif y Spido) que concurren en estos comicios: la tasa de participación. El desencanto del profesorado murciano con la clase política tras los recortes sufridos en sus nóminas, así como la desidia mostrada por algunos de los que se supone deberían defender sus derechos en el momento en el que se puede hacer algo (y no más tarde), no va a ayudar mucho a que los docentes acudan a las urnas, por mucho que este año se abran más mesas electorales que en otras convocatorias. No en vano, cabe vaticinar que ANPE revalide su mayoría del año 2006, pues no hay que olvidar que los sindicatos que cuentan con un electorado más fiel en la Región son precisamente el presidido por Clemente Hernández y Sterm-Intersindical (cuya salida del Pacto Social por la Educación habrá contentado a sus votantes más críticos con la administración regional). Por otra parte, cabe esperar que los interinos se vuelquen con SIDI, entre otras cosas, por las numerosas movilizaciones que han organizado en protesta por los actos de adjudicación telemáticos. En interrogante quedan los resultados que obtendrán Csi-Csif y Spido, cuya escisión (los últimos de los primeros) hizo que ninguno de los dos consiguiera la suficiente representatividad como para estar en la Mesa Sectorial de Educación en los comicios de 2006, mientras que los grandes castigados podrían ser CCOO y UGT.

Síguenos en Twitter.