Con el aumento de horas lectivas aprobado por el Ministerio de Educación, han vuelto a circular las comparativas de la OCDE sobre cuántas horas lectivas trabaja un profesor español y del resto de países europeos. Esta entrada no habla de recortes, ni de si esas horas son muchas o pocas. Intentaré explicar cómo cuantifica la OCDE las horas de los docentes. Para lo cual, recupero un artículo que publicamos en Magisterio.
/>

Para comprender de dónde salen las cifras, hay que leer las notas explicativas que la OCDE incluye en un anexo a Education at a Glance.

NOTAS DE LA TABLA DE HORAS LECTIVAS REFERIDAS A ESPAÑA

Spain: The information provided is based on the general national regulations. The Autonomous Communities may have adapted these regulations for their teachers.

Spain: The net contact teaching time of secondary teachers includes tutorial duties and time in classes. This makes it possible to compare this with the net contact teaching time of primary teachers. Thus, 75% of secondary teachers complete the 21 hours of direct teaching time established by law, while the other 25% work 18 hours per week in direct contact time with the students, with 3 hours per week used for administrative responsibilities in the school.

Es decir.
En primer lugar, la OCDE (nota 1) basa sus datos en la legislación nacional. Así, por ejemplo, las 880 horas lectivas de los maestros salen de multiplicar 176 días lectivos que tiene un curso (general en España) por 25 horas lectivas semanales (es decir, semana de cinco días, 5 horas diarias). 176x(25/5)=880
donde 176 son días lectivos, 25 horas lectivas semanales y 5 días laborables de una semana.
Es, por tanto, importante señalar que los datos son los comunes en España, aunque en 2009 (fecha a la que corresponden estos datos) en ocho CCAA se daban menos de 25 horas lectivas por los distintos acuerdos alcanzados entre Administración y sindicatos (y que el Ministerio acaba de fulminar). Por ejemplo, en Galicia entonces se daban 176x(21/5)= 739,2 horas lectivas/curso. La media Unión Europea es 763 (dato EdGlance 2010). Es decir, eso de que los docentes daban más horas de clase que el resto de Europa… pues según en qué CCAA. En Valencia sí, en Galicia no.
Lo mismo puede pasar en Secundaria.
Ahora bien, con la medida aprobada por el Ministerio, si todas las CCAA la ponen en práctica, estas cifras sí serán reales.

La segunda nota explicativa se refiere al cálculo de que un profe español de Secundaria da 713 horas lectivas, mientras la media UE es 661. De este modo, además de lo mencionado anteriormente sobre las diferencias autonómicas, la OCDE explica que en sus cálculos incluye 3 horas semanales de tutorías. Es decir, que la jornada lectiva semanal es de 18 horas de clase más 3 horas de tutorías (que se suponen son de atención directa al alumno y por ello se cuantifican como lectivas). La OCDE, eso sí, hace la distinción que estas 21 horas las hacen el 75% del profesorado, mientras que el resto 25% no cuenta tutorías y dedican esas 3 horas a responsabilidades administrativas (que son trabajo pero no se cuantifican como atención directa con el alumno). Así, el cálculo matemático es (a ver si me sale):
[(75×21)+(25×18)]/(75+25)= 20,25
Donde (75×21) son las horas lectivas totales de los docentes que hacen 21 horas a la semana;
(25×18) son las horas lectivas totales de los docentes que hacen 18 horas a la semana;
(75+25) son el total de docentes y;
20,25 es la media de horas lectivas semanales del profesorado de Secundaria según la legislación española (es decir, sin distinciones autonómicas).

Con esta media, volvemos a hacer el cálculo como en Primaria:
176x(20,25/5)=712,8 horas lectivas anuales (redondeo al alza ya que la tabla no recoge decimales, 713)

En Bachillerato son los mismos datos lo que pasa es que el curso tiene (según OCDE) 171 días lectivos.

En cuanto a las horas de permanencia en centro y horas totales de trabajo, los datos no cuadran totalmente. La OCDE no lo explica pero a mi entender se debe a que según legislación, los docentes no sólo trabajan los 176 días lectivos, por lo que si se hace la división 1.425 (horas de trabajo anuales) entre 176 días lectivos, sale una jornada semanal mayor de 40 horas. Ya digo, yo lo achaco a que los días de trabajo son más que los lectivos (por ejemplo, el profe está en el centro a 1 de septiembre).
Para intentar encontrar cómo ha calculado la OCDE este dato, he dividido las 1.140 (horas totales de permanencia en centro) por 30 (horas semanales de permanencia en centro) y las 1.425 (horas totales de trabajo) por 37,5 (horas semanales de trabajo) y en ambas operaciones me salen 38 semanas. Según la misma tabla de la OCDE, el curso en España tiene 37 semanas. Pero bueno, todo esto último son más suposiciones mías ya que la OCDE no lo explica.

Sígueme en twitter