En quince años de periodista educativo, nunca –que recuerde– un lector me ha pedido que le reenvíe la declaración de un político y sí, por ejemplo, los resultados en Selectividad de los centros. Como los que publicamos hace tres semanas. Tampoco amistades y conocidos me preguntan qué me parece la pública o la escuela concertada, así en general, sino que concretan su interés en tal o cual colegio. A la contestación que pueda dar siempre añado que la elección de un colegio no se puede regir en exclusiva por una nota a quince años vista.

Digo todo esto porque creo que en muchas familias hay tanta ansia por recabar información como impedimentos para obtenerla. Si en algún momento usted, lector, estuvo en la tesitura de elegir centro para su hijo, pregúntese ¿qué datos fiables manejó para tomar una decisión tan determinante para su futuro? Se habla mucho de libertad de elección pero, ya lo he dicho otras veces aquí, elegir sin saber es azar, no libertad.
Justo ayer la consellera de Educación, María José Catalá, anunció que los padres podrán solicitar el informe de evaluación diagnóstica del centro antes de escolarizar a sus hijos. Hasta ahora sólo la familia insistente encuentra tal información en el consejo escolar de su centro. La familia muy insistente. A veces, ni esas.
Hay quien ataca esta medida diciendo que perjudica a los más desfavorecidos. Todo lo contrario. Es en la opacidad donde tener más recursos y contactos marcan la diferencia. El informe “Equidad y Calidad en Educación” (2012) de la OCDE señala que “se requieren políticas para mejorar el acceso de las familias en desventaja a la información sobre las escuelas y para apoyarlas en la toma de decisiones”. De hecho, casi recomendaría que no hubiera que solicitar la información, sino que ésta se expusiera en el colegio junto con las plazas disponibles durante el proceso de admisión de alumnos.
Hay otro motivo para aplaudir esta decisión de Conselleria: cuando llegó el turno de escolarizar a mis hijos, a mi me interesó conocer estos resultados, entre otras cosas que condicionaron mi decisión ¿Cómo, ahora, podría negar que otros también los supieran?

Publicado en El Mundo Valencia, 20 de noviembre de 2012.

Síguenos en twitter.