En el Informe PISA 2009, La Rioja sacó 498 puntos en comprensión lectora y 504 en matemáticas. Andalucía 461 y 462, respectivamente. Canarias, por su parte, obtuvo 448 y 435 puntos. Entre España y Finlandia hay 55 puntos PISA; La Rioja sacó alrededor de 40 a Andalucía y entre 50 y 70 a Canarias. Recuerden, PISA evalúa el rendimiento de los chavales de quince años. Pues bien: el año en el que se realizaron los ejercicios de PISA, 2009, la tasa bruta de graduados en ESO (es decir, el porcentaje de jóvenes de 16 años que se sacan el título cada año) de Canarias fue del 73,7%, la de Andalucía del 72,7% y la de La Rioja – recuerden entre 40 y 70 puntos por encima en PISA– del 71,8%. En conclusión: los alumnos riojanos fracasan más que los andaluces o canarios pero saben más que ellos.

Podríamos poner más ejemplos: Castilla y León saca mejores rendimientos en PISA que Asturias, País Vasco o Navarra pero estas autonomías tienen menos fracaso escolar.
La Comunitat no participa en PISA y bien sabemos que tras Baleares es la que más fracaso escolar tiene. Sin embargo, nuestro abandono educativo (población de 18 a 24 años que no tiene al menos Bachillerato o FP y ya no estudia) es el mismo que el de Castilla y León, cercano a la media española y, en cambio, Andalucía y Canarias, junto con Castilla-La Mancha, son las autonomías con más abandono educativo.
Por eso, algo de razón tiene la consellera María José Català cuando apunta que lo que esconden algunas autonomías en sus críticas a la Lomce es su temor a la evaluación homologada y externa para todo el Estado. Es decir, una prueba que ponga un mismo listón para todos, porque no tiene sentido que en algunas autonomías se aprenda más y en otras, diferentes, se titule más. Que sabiendo lo mismo, una Administración te haga repetir y otra no. Que se premie con un mismo título logros académicos tan dispares. Que según la autonomía, el título cueste más o menos.
Un último apunte: al leer esto, muchos lectores pensarán que qué injusto es que se pueda ‘regalar’ el título de ESO en algunos territorios. Pero piensen también si no es más injusto suspender a alumnos que en otras partes de España no tendrían problemas en graduarse.

Síguenos en twitter.