“Segrega al alumnado”, “crea vías muertas” o “sólo sirve para maquillar las estadísticas” son algunas de las acusaciones que se hacen a la Formación Profesional Básica. Todo lo contrario. La Lomce mejora un camino iniciado con la LOE por el cual uno puede llegar a ser ingeniero sin tener el título de la ESO.

Es un debate entre quienes opinan que hay que endurecer el acceso al título para aumentar el rendimiento académico –a través de evaluaciones externas– y los que entienden que no tiene sentido que tras diez años de escolarización obligatoria se pueda salir del instituto con las manos vacías, sin nada que avale ningún aprendizaje porque el título de la ESO es un muro que hay que saltar para poder continuar los estudios. En otros países no hay título de la ESO, o según los resultados de la evaluación, el alumno se encamina hacia un itinerario u otro, pero sin que no tener la ESO sea un freno para continuar estudiando.
Lo menos importante de la FP Básica es que dé o no el título de la ESO, sino que permite continuar en Grado Medio, de ahí al Superior y luego a la universidad. Sin pasar ninguna reválida o Selectividad de por medio ¿Vía muerta? En absoluto.
La clave es que el estudiante no abandone los estudios. Cuántos jóvenes se arrepienten de esta decisión tomada en la inmadurez adolescente. Y si deja la escuela de manera prematura, al menos se lleva una formación profesionalizadora.
En España la tasa bruta de graduados en Bachillerato es del 52,1%, por encima de la media europea, y la de FP de Grado Medio del 22,4%, Una de las más bajas (sólo Francia, Estonia y Hungría están por detrás). La Comunitat Valenciana, por cierto, tiene la tercera tasa más alta de España (26,6%)… y el mayor fracaso en ESO.
No es en la FP Básica donde la Lomce ha dejado un problema sin resolución, sino en el alumnado que apruebe la ESO y suspenda la evaluación externa ¿Qué hacer con él? A uno le dejan repetir si suspende el curso pero no si aprueba. Su alternativa será incorporarse a la FP Básica. Sobre la prueba estándar cabe mucho debate pero, en cualquier caso, el sistema seguirá permitiéndole alcanzar un doctorado aunque nunca superara una reválida.

Artículo publicado en El Mundo Valencia el 24 de febrero.