Según la Conselleria de Educación valenciana, de las evaluaciones diagnósticas realizadas en segundo de Primaria “se desprende que el rendimiento del alumnado en este ciclo se mantiene estable en una franja que se puede calificar como notable. Asimismo, se concluye que no existen diferencias significativas en los rendimientos obtenidos entre niños y niñas, centros públicos y concertados, provincia, comarca y localidad o lengua de realización de la prueba (castellano o valenciano). Sí se han identificado variables que influyen positivamente y de manera significativa en el rendimiento…”.
Así que el diagnóstico de la Educación valenciana es:
1- El rendimiento es de notable.
2- Las mismas conclusiones valen para 2006 como para 2007 (y me imagino, no hace falta esperar a conocer los resultados de hoy, para 2009).
3- Nuestro sistema es equitativo y, al tiempo, basado en la excelencia. Porque vamos, da igual cualquier variable, todo es estupendo.
4- Si acaso hubiere alguna variable que creara diferencias, éstas solamente “influyen positivamente”.
5- Eso sí, estos resultados servirán para “el trabajo interno de la Conselleria”. Ya les pueden servir para el trabajo interno, porque para los de fuera, nos sirven de bien poco.

Obviamente, con estas evaluaciones, para qué queremos PISA.

Nota para curiosos e investigadores: no busquéis más datos, os llevaréis un chasco.