Yo quiero jubilarme en el País Vasco ¡Pero no me dejan! Bueno, no les dejan a los docentes. Un jirón más para los cada día más deshilachados cuerpos docentes estatales.

Un estudio realizado por FETE-UGT sobre las gratificaciones por jubilación anticipada LOE explica por qué digo esto. Ya se sabe que las retribuciones son muy dispares entre autonomías y que el País Vasco suele liderar las clasificaciones en esta materia. Pero en este caso, la diferencia es abismal. Las diferencias entre el resto de autonomías no llegan en ningún caso a ser el doble de una a otra. Pero los docentes vascos que se acogen a esta opción cobrarán ¡cuatro veces más que el segundo que más cobra! Y en el caso de los profesores técnicos de FP, ¡seis veces más!

Es tanta la diferencia que he preguntado. Me lo cuenta Luis Antiso (FETE-UGT): “Es el equivalente a 18 pagas. Así se acordó en el convenio firmado en 2006 y que concluye el 31 de diciembre de 2009”. Ojo, no quiere decir que luego bajará esta gratificación, sino simplemente que hay que negociar otro acuerdo, que incluye otros muchos temas.

Ah, pero hay una pequeña trampa. La Administración, con la oposición por ejemplo de FETE, introdujo una clausula por la cual para percibir estas candidades hay que haber prestado servicios en la comunidad autónoma vasca al menos durante los últimos diez años. Por tanto, la opción concurso de traslados a los 59 años queda descartada. Desde el punto de vista del pagador (la Administración) parece lógico, pero ya digo, comienzan a ser tantas las excepciones y peculiaridades autonómicas que calificar de estatal a los cuerpos docentes está cada día más carente de contenido.

Por cierto, esta clausula creó algún que otro problema. Por ejemplo, a los docentes con destino en el exterior o a docentes que tuvieron que irse en comisión de servicios por una temporada del País Vasco por motivos políticos (creo que no es fácil entender el porqué), lo que rompía esos últimos diez años de servicios prestados en Euskadi. Todos los casos han sido solucionados sin problemas.

Así que con estas cantidades, es entendible que prácticamente el 100% de los docentes vascos que cumplen los requisitos pidan la jubilación anticipada ¡Sale a cuenta! La media de edad del profesorado vasco ya va por los 47 años… y bajando.