10 March 2015

El whatsapatio escolar

Mucho se ha escrito sobre la importancia de la relación entre familia y escuela y poco de la revolución que sufre: WhatsApp.
El uso escolar de esta aplicación de mensajería instantánea y grupal supone ya para esta relación familia y escuela tanta revolución como las redes sociales entre los adolescentes. La escuela tiene su espejo deformante –ya saben, el juego de los cristales cóncavos y convexos que cambian la figura- en el móvil de cada mamá y papá. La socialización paternal en el cole principia en los cumpleaños y se perpetúa en el grupo de whatsApp pertinente.
(mas…)

16 September 2009

Confusión sobre la autoridad docente

Considero que sobre la condición de autoridad pública para el docente hay mucha confusión. Recuerden: Esperanza Aguirre ha anunciado una ley sobre el tema y ha habido reacciones de todo tipo. Que sí la Comunitat Valenciana ya lo tiene, que si volvemos a épocas pasadas, que si eso se lleva pidiendo desde los sindicatos, que si es competencia exclusiva del Estado, etcétera.

Realmente me extraña que nadie haga distinción alguna entre ser autoridad en un juzgado y serlo en un aula. Lo primero, efectivamente, es un debate legal y no pedagógico, sobre el que cualquiera puede estar de acuerdo por mucho que defienda lo de que el docente es promotor del conocimiento que ayuda al alumno a encontrar su propio saber y demás pedagogía constructivista.

Ser autoridad pública o no es una condición legal para que quien atente, agreda, insulte, etcétera contra un profesor se enfrente a penas y multas superiores y que en el pertinente juicio, la declaración del profesor ‘valga más’ que la de la otra parte justo por esa consideración de autoridad. Es una protección legal para el docente. Aquí en Valencia, a esta condición ya reconocida por decreto se le añade la asistencia jurídica gratuita desde la Conselleria. Desgraciadamente, estas medidas son necesarias en la actual situación social y escolar. Permítanme el ejemplo, al igual que los legisladores han aumentado la protección legal de las mujeres maltratadas ante la alarma social y el incremento de este tipo de violencia.

De quien es la competencia, si de la autonomía o del Estado, para determinar esta condición, es cosa de juristas. Sí que creo que Estatuto Docente es un buen recipiente para este condimento.

Otra cosa es lo de “recuperar la autoridad docente en el aula”, un asunto mucho más relacionado con lo del tuteo que apuntó el defensor del Pueblo que con el cambio legal. Y, sobre este asunto, no se requiere cambio penal sino pedagógico. Bueno, quizás, quizás sí se necesitara una reforma legal de mayor enjundia que un articulito en el Estatuto Docente. Pero sobre la Logse, ya hemos hablado demasiado.