25 January 2010

El sueldo docente sube hasta un 25% (en Valencia)

El acuerdo retributivo firmado por cuatro sindicatos (FE-CCOO, ANPE, CSIF y FETE-UGT) y la Conselleria de Educación valenciana el 8 de mayo de 2007 ha supuesto que el profesorado valenciano haya aumentado su poder adquisitivo entre el 7% y el 25% en los últimos tres años.
Además, recuerdo que dicho acuerdo también incluía destinar quince millones de euros a subida en los complementos a cargos directivos, lo que suponía, más o menos, duplicar la masa salarial destinada a estos complementos. También se cambiaban los tipos de centro, de tal forma que algunos cargos directivos han podido ver incrementado su complemento más de 300 euros mensuales.
En definitiva, me confirman que alrededor de 4.000 docentes han podido ganar un 35/40% de poder adquisitivo en los últimos tres años (es decir, descontando el IPC).
Supongo que la discusión no está en las cantidades, sino en el modelo que implanta este acuerdo (progresivo) frente a un modelo lineal (igual subida para todos).
De todas formas, más información y estudio completo sobre los resultados salariales del acuerdo de 8 de mayo en la edición valenciana de MAGISTERIO.

20 March 2009

La experiencia devaluada

Tras treinta años de servicio, la diferencia retributiva entre docentes de distintas autonomías es de 180 euros mensuales en concepto de antigüedad. Es decir, los sexenios. Así lo afirma un estudio comparativo realizado por  FETE-UGT y que nos hacemos eco en Magisterio.

Como se puede ver en este otro artículo las diferencias por complemento específico son mayores que por la antigüedad. En definitiva, la dimensión que más repercute en el salario docente es el espacio y no el tiempo. Y es que si se establece que 30 años de servicio da un acumulado en sexenios de 500 euros mensuales (redondeando), significa que cada año como docente se traduce en 16,7 euros más al mes. Es decir, menos del 1% de la retribución mensual de un maestro o profesor.

Conclusión: La valoración retributiva de la experiencia docente es inferior al 1% por año de servicio. Por tanto, normalmente, menor que el IPC (este 2009 puede ser atípico en este sentido). Por lo que podemos decir que el valor de la experiencia se devalúa en la medida en que más experiencia se atesora.

Voy a ser justo; en este análisis cuantitativo no aparecen los trienios. El trienio grupo B para 2009 es de 31,04 euros mensuales. Treinta años: diez trienios. Total: 310,4 euros mensuales. Lo que sale a poco más de diez euros por año. Lo dicho, aunque sumemos trienios y sexenios, el año trabajado está por debajo de la subida del coste de la vida (IPC).

Para no hacerlo largo y como esto de las retribuciones será un tema recurrente en este blog, me detengo hoy aquí. Pero voy a enumerar algunas conclusiones:

– Esto demuestra que las negociaciones colectivas, en general, han ido en la línea de subir el complemento específico, es decir, potenciar un modelo retributivo igualitarista y no progresivo.

– Este modelo favorece bien poco a la llamada carrera profesional y es difícilmente compatible con lo que se espera del Estatuto Docente.

– Por mucho que se defienda el concepto de “a igual trabajo, igual salario”, en la práctica, ni es así ni, quizás, sería interesante para los docentes. Son justamente las subidas salariales que se consiguen en las distintas autonomías, las cuales puntualmente agrandan las diferencias, las que permiten y/o favorecen las subidas salariales en el resto de autonomías bajo el principio del “agravio comparativo”.

– En pocas profesiones, la experiencia del profesional está tan poco valorada económicamente. La ventaja de este sistema es que el docente público (a tiempo completo) no es nunca mileurista como otros muchos titulados. Por tanto, el joven profesor puede verse afortunado al compararse con sus contemporáneos… Pero, al profesor experimentado, le puede ocurrir lo contrario, a lo que hay que sumar los cambios sociales que le han provocado una nueva escuela y el reto de las nuevas tecnologías. Y de ahí, perdonen la generalización, sustituir el ansia de la mejora continua por la reivindicación de una jubilación anticipada. Y, en contra de todas las recomendaciones internacionales, el desaprovechamiento por parte del sistema educativo de los profesionales con mayor experiencia docente.

– El reto del modelo retributivo en los próximos años, a mi juicio, será avanzar hacia un modelo progresivo en el que se premien más las responsabilidades (coordinadores, cargos directivos, etc), las nuevas tareas (tutorías, etcétera), la mejora de resultados (lo más polémico pero ya se está proponiendo, por ejemplo, Obama en EEUU y algunas autonomías), etcétera, lo que no tiene por qué implicar sustituir la colaboración por la competencia en los claustros. Creo que mucho se discutirá de esto, al socaire del Estatuto Docente. Y en este punto, también se debería hablar de la antigüedad. Porque hay un hecho que aparece en todas las comparativas europeas. Donde sale perjudicado el docente español es en la evolución de su salario a lo largo del tiempo, ya que en muchos países de la UE, el salario crece mucho durante la vida laboral, aunque de inicio no sea tan elevado como el español.

¿Afecta esto a la calidad de la enseñanza? Yo creo que sí ¿Y ustedes?