La propuesta de Pacto del PP recoge las siguientes medidas para el profesorado:

• Mejorar la formación inicial del profesorado mediante un plan de seguimiento que
permita a las Administraciones públicas indicar a las Universidades si los nuevos
Programas de Postgrado preparan convenientemente a los alumnos para una
práctica docente de calidad.
• Reformar el sistema de ingreso a los cuerpos de funcionarios docentes, de forma que
atraiga a los mejores expedientes académicos y garantice, como criterios de
selección, el mérito y la capacidad.
• Recuperar el acceso directo, mediante oposición libre, al Cuerpo de Catedráticos de
Enseñanza Secundaria, al objeto de atraer a los mejores hacia la docencia en dicho
nivel educativo.
• Armonizar las mismas condiciones de acceso en todas las Comunidades Autónomas,
evitando las disparidades actuales.
• Reenfocar convenientemente la formación permanente del profesorado, mediante la
definición preceptiva de ejes prioritarios de formación, que sean coherentes con la
Estrategia Nacional y con sus objetivos de mejora.
• Elaborar el Estatuto Básico de la Función Pública Docente, con el mantenimiento de
los Cuerpos nacionales de profesorado en toda España
• Establecer los derechos individuales y colectivos de los profesores, así como sus
deberes, con la finalidad de garantizar mejor las condiciones que resulten más
idóneas para el desempeño de sus funciones docentes.
• Reconocer a profesores y maestros la condición de Autoridad Pública en el ejercicio
de sus funciones.
• Establecer una carrera docente constituida por el conjunto de grados que el profesor
puede alcanzar como consecuencia de la evaluación de su desempeño, y el
reconocimiento de su ejercicio profesional, según las funciones docentes
desarrolladas, los resultados de sus alumnos, las actividades de formación y las
tareas de innovación e investigación relacionadas con su área profesional.
• Abrir vías estables de desarrollo profesional en diferentes puestos técnicos de las
Administraciones educativas.
• Posibilitar la movilidad hacia la enseñanza universitaria, para aquellos que lo deseen
y acrediten, con méritos adecuados, su idoneidad al puesto al que se aspira.