Las propuestas del PP referidas a los directores de centros educativos son:

• Profesionalizar la dirección escolar de manera que se puedan abordar, con
suficientes garantías, los retos que comporta una mayor autonomía curricular,
económica y organizativa.
• Introducir el grado de Director en la carrera profesional del profesorado de la
enseñanza pública y consolidarlo, de modo que los conocimientos y competencias
acumulados no se pierdan en perjuicio de un buen funcionamiento de los centros y
del conjunto del sistema educativo.
• Adoptar un nuevo modelo de selección del director y del equipo directivo, en los
centros públicos, basado en los principios de publicidad, mérito y capacidad, con la
finalidad de poder nombrar a los candidatos más idóneos.
• Introducir un sistema de incentivos y de reconocimientos, que permita atraer y
mantener a los mejores en la función directiva.
• Reforzar la formación continua de los directores e introducir una evaluación del
desempeño, a efectos de consolidación del grado de Director, que tome en
consideración el rendimiento de su centro, en términos de valor añadido.
• Fortalecer la función directiva y su liderazgo, a fin de poder conducir con éxito a la
comunidad educativa hacia la consecución de los objetivos de mejora.